Hemos crecido a partir de la experiencia, nunca profesionalizamos el área.

No tenemos una planificación anual para en el área comercial.

La mayoría de nuestros nuevos clientes son referidos.

No tenemos claro cómo podemos ayudar a nuestros vendedores para que mejoren sus resultados.

Nos cuesta determinar qué acciones implementar para aumentar la facturación por cliente.

No tenemos mandos medios profesionales en el área de ventas.

No logramos que nuestros vendedores se comprometan con los objetivos.

Daría la impresión que a nuestros representantes no les importa ganar más.