Se hace muy dificil proyectar la facturación que vamos a tener efectivamente

Nuestros clientes podrían comprarnos mucho más de lo que nos compran

Solemos perder cotizaciones por el precio.

No tengo indicadores para tomar desiciones

Nunca profesionalizamos el área de ventas, fuimos creciendo intuitivamente

Hay pocas reuniones de venta, y cuando se hacen es más terapia que otra cosa

Nuestros canales de venta no empujan la venta como deberían

Gestionamos a nuestra fuerza de ventas a partir de los resultados que van teniendo

Siempre corremos atrás de la pelota, nuestros clientes tienen todo el control

Siempre corremos atrás de la pelota, nuestros clientes tienen todo el control